HOPE-Slide-45.jpg

Border Faith Leaders:

Marco de Acción y Reforma en la Frontera

“Nadie debería verse obligado a huir de su país. Pero el mal se duplica cuando el migrante se ve obligado a caer en manos de los traficantes de personas para cruzar las fronteras; y se triplicó cuando llegaron a la tierra que pensaban les daría un futuro mejor, sólo para encontrarse despreciados, explotados, abandonados o esclavizados. Necesitamos acoger, promover, proteger e integrar a quienes vienen en busca de una vida mejor para ellos y sus familias".

 

- Papa Francisco, Soñemos Juntos

I. Restaurar el asilo en la frontera
Debido a cambios recientes en la política, regulación y decisiones judiciales, el acceso al asilo se ha cancelado en la frontera. Nosotros nos comprometemos a colaborar con ustedes para asegurar la bienvenida humana y segura de los migrantes a la frontera y para restaurar el asilo lo más pronto posible en estos tiempos de pandemia.

  • Asegurar la protección y las necesidades humanitarias de quienes buscan asilo y son obligados a permanecer en México bajo condiciones inseguras urgentes.   

  • Terminar el programa de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) y revocar el Título 42 para permitir que los migrantes y quienes buscan asilo entrar a los Estados Unidos siguiendo los protocolos robustos de salud.  

  • Colaborar con organizaciones religiosas y comunitarias para recibir a los migrantes y refugiados de manera segura. Asegurar que las familias e individuos tengan acceso a servicios críticos incluyendo: comida, hospedaje, asistencia psicosocial, representación legal y ayuda con gastos relacionados a la reubicación. 

  • Terminar la política de “Safe Third Country'' con países en la región.

  • Revocar regulaciones y revertir decisiones judiciales que han arriesgado compromisos al asilo de parte de los Estados Unidos y restablecer el asilo de acuerdo con estándares internacionales.   

  • Asegurar el tratamiento humano de las personas que son devueltos a su país de origen. 

  • Apoyar programas de reintegración en los países de origen de la migración para proveer servicios sociales, empleo, reubicación y protección a migrantes retornados. 

 

II. Protección, no disuasión
La frontera es el hogar de prósperas comunidades binacionales donde se encuentra la experiencia solidaridad. Las políticas, los recursos y las inversiones deben promover el bienestar y la seguridad de las comunidades así como también la protección y el trato humano de los migrantes. Trabajando con otros gobiernos y con la sociedad civil en la región, debemos  externalizar la protección en lugar de la disuasión. 

  • Alejarnos de políticas basadas en la disuasión y estrategia militar para transicionar a un sistema basado en el reconocimiento de la dignidad y los derechos humanos de los migrantes y solicitantes de asilo. 

  • Terminar estrategias de cooperación con los gobiernos de la región que se enfocan en la disuasión de la migración y que están en violación de los derechos humanos de los migrantes y solicitantes de asilo. 

  • Abordar de manera efectiva el flagelo del tráfico humano y enfatizar el fin del flujo de las armas de los Estados Unidos a países de la región y las transacciones ilícitas asociadas, en el gobierno mexicanos y estadounidense.

  • Terminar la detención de los solicitantes de asilo, las familias migrantes e individuos que no representan un peligro a nuestras comunidades por medio de alternativas comunitarias.

  • Enfrentar la cultura de abuso en el control fronterizo. 

  • Re-dirigir recursos de construcción del muro, el despliegue de las fuerzas militares, detención y una mayor aplicación hacia inversiones en la capacidad para una recepción humana de los migrantes y el procesamiento de los solicitantes de asilo

  • Asegurar que las familias se mantengan unidas y enfocar nuestros esfuerzos en la reunión de las familias mediante procesos de busqueda donde sea posible

  • Reunir menores no acompañados con miembros de su familia o patrocinadores apropiados en los Estados Unidos o colocarlos en la situación menos restrictiva

  • Restablecer y mejorar el Programa de Menores Centroamericanos (CAM) para que los tutores legales o los padres en los Estados Unidos puedan solicitar a sus hijos 

  • Ampliar el procesamiento a los solicitantes de asilo en países de América Central

  • Proporcionar representación universal a los menores y tomar medidas para promover la representación universal de todos los migrantes. 

 

III. Reformando y Re-Imaginando el Sistema de Inmigración
Se necesita un liderazgo valiente para reformar nuestro sistema de inmigración. Trabajaremos para identificar formas de responder de manera flexible a las necesidades de quienes huyen a nuestras fronteras hoy, para brindar caminos hacia la ciudadanía para quienes se ven obligados a vivir en las sombras y para responder a los impulsores contemporáneos de la migración forzada.

  • Promulgar leyes de reforma migratoria que aumenten las vías legales para la migración y brinden un camino hacia la ciudadanía para los indocumentados

  • Tomar medidas ejecutivas para proteger a quienes huyeron a la frontera durante este tiempo del Éxodo de Centroamérica para quienes la ley de asilo actual es inadecuada y desactualizada. 

  • Re-imaginar el asilo y asumir un liderazgo audaz para responder a la brecha de protección global con respecto a las personas desplazadas por la crisis climática. 

  • Abordar las causas raíz de la huida promoviendo comunidades seguras, democracia genuina y esfuerzos de desarrollo sostenible en Centroamérica, a través de consultas cercanas con organizaciones cívicas y de derechos humanos en la región, y una revisión completa de las políticas de seguridad de los Estados Unidos y el apoyo a los gobiernos centroamericanos con registros de abusos contra los derechos humanos.

Carta al Presidente Joe Biden de Lideres de Fe Fronterizos

Lideres de Fe Fronterizos hacen el llamado a reformar y reimaginar el sistema migratorio de los Estados Unidos en una carta dirigida al Presidente Joe Biden.